martes, 22 de mayo de 2007

Comercio sostenible

Ultimamente se observa una bajada del tejido comercial en mi ciudad, que supongo ocurrirá los mismo en el resto de España. Los comercios tradicionales no tienen más remedio que cerrar ante la competencia de las franquicias, las grandes cadenas comerciales ( Zara, El Corte Inglés,... ) y los centros que aglutinan en sus superficies a todos estos conglomerados. Para el comerciante pequeños se plantean problemas de negociación con proveedores, horarios, competencia de precios, costos altos de locales.... Como compradores no debemos olvidarnos que en mayor proporción el dinero que se queda en esos comercios se queda en nuestra ciudad, mientras que los "grandes" llevan su dinero a su casa matriz y la ciudad se queda con las migajas. No pregono que haya que renunciar a esos centros sino que como compradores deberíamos ser más conscientes de que nuestro hábito de compra conlleva un deterioro del entorno que nos rodea. Debemos encontrar el equilibrio de comprar en pequeños comercios, grandes superficies, y no dedicar en exclusiva la tarde del sábado al ocio de la compra. Seguro que en ese pequeño comercio, con un poco de búsqueda, nos encontramos con detalles que nos hacen ser o parecer diferentes y no maniquís de Zara.

No hay comentarios: