martes, 11 de diciembre de 2007

Culebrón Alonso

Por fin el culebrón Alonso acaba un nuevo capítulo, pero ahora llega el siguiente más jugoso, económico y menos visible para los medios de comunicación, los cambios de patrocinador. El deportista asturiano ha movido ficha y eso hace que el resto del tablero que se genera a su alrededor tenga que actuar en consecuencia. Alonso tiene que buscar un coche competitivo, un equipo eficaz y unos compañeros de viaje que le dejen tanto o más que con su contrato. Dudo que otros deportistas tengan esa ecuación que resolver también, aunque los futbolistas a veces tengan incompatibilidad de marcas de zapatillas con su equipo. El deporte es negocio, y cada vez más, y cada vez menos épica.

No hay comentarios: