domingo, 20 de enero de 2008

Marketing literario

En Japón para recordar de donde has comprado un libro te regalan una funda para el mismo en las librerías ( artículo de Monocle ). Es un método de diferenciarse que seguro que tarda en llegar a España. ¿Porqué no asociar la compra de un libro con algo glamouroso y único? Ahí va una idea para todas las librerías que lo están pasando mal por la competencia de las grandes superficies y el escaso interés por la lectura que tenemos los españoles ( es una opinión personal sin datos para contrastar ). Recordemos que si queremos vender algo, lo que sea, tenemos que diferenciarnos y a veces un pequeño coste adicional nos puede llevar a beneficios mucho mayores en el futuro.

No hay comentarios: