lunes, 14 de enero de 2008

¿Y el beneficio qué?

La macroeconomía va bien, en gran parte gracias a los beneficios empresariales y a la inversión pública en infraestructuras. La microeconomía va mal, con subidas de hipotecas, gastos, inflación, etc. La lucha electoral comienza y los dos partidos principales tienen razón. El PSOE defiende su gestión, el PP se postula como abanderado de la gente corriente. Dejando a un lado la cuestión política hoy aparece la noticia de la previsión de las empresas de no aumentar los sueldos bases. Esto me hace pensar que la dureza de la situación de las familias va a aumentar mientras que los empresarios van a continuar haciendo su agosto manteniendo sus márgenes ya que los costes laborales no van a aumentar. Difícil tesitura para cualquier gobierno, meter mano a los empresarios ( incluso se especula con la disminución del impuesto de sociedades ) para que parte de sus beneficios se revierta al resto de ciudadanos. Ningún gobierno va a dar respuesta a la auténtica necesidad de los ciudadanos, el reparto de la riqueza, ya que esto implicaría perjudicar a los que la tienen en sus manos. Una adecuada política económica consistiría en conseguir cuadrar el círculo de salarios y beneficios y eso el sistema actual no lo permite.

No hay comentarios: