martes, 9 de diciembre de 2008

Reflexiones sobre la lucha obrera en tiempos de crisis

¿Existe en estos tiempos de crisis la lucha obrera? Yo creo que no, quizás tenía sentido hace 30 años cuando los derechos eran escasos y las aspiraciones muchas. En la actualidad la clase obrera está compuesta de emigrantes principalmente que dificilmente se ven con capacidad para protestar por su situación. El resto de trabajadores somos clase media que en mayor o menor medida trabajamos en fábricas. El nivel de vida alcanzado hace que protestar ahora por despidos y regulaciones parezca mezquino y egoísta porque cuando no había problemas mirábamos para otro lado y nos convertimos en cigarras sin pensar en el futuro y lo que podía venir. Ahora muchos se echan las manos a la cabeza pero no tienen capacidad, ni medios y sobretodo ni argumentos para conseguir revertir esta situación y que no pase a mayores. Una congelación salarial es el mal menor, una regulación es un inconveniente pero se asegura que en un futuro no muy lejano se vuelva a la situación anterior, los despidos son los más graves pero para eso hemos ganado mucho antes ¿no? Para que cuando lleguen las vacas flacas no nos encontremos desvalidos, pero ay de nosotros que ciegos de avaricia hemos gastado más de lo que deberíamos y con una venda en los ojos no queríamos ver el problema en el que nos hemos metido. Todo esto son reflexiones con la almohada ayer noche después de un puente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta es una conclusión a la que yo llegué ahce tiempo, es fácil el cuanto de la cigarra y la hormiga. Pero,lo volví a pensar y creo que habrá muchas cigarras, ambiciosas que han mal-gastado todo y familias ignorantes que han gastado sin saber lo que se les venía. Es fácil generalizar cuando tu puesto de trabajo está a salvo!

Jose Ignacio dijo...

Ningún puesto de trabajo está a salvo, ni antes ni durante ni después de la crisis. En el fondo de la cigarra está nuestro subconsciente que cree que un puesto fijo es para siempre y eso hace que nos relajemos, consumamos sin pensar, nos hipotequemos a ciegas e ignoremos que el futuro llega, unas veces a mejor y otras veces a peor.

Mila dijo...

la vida de la cigarra nos ha cegado a todos y ahora toca ser hormiga, así de simple.
La crisis es cambio y tenemos que afrontarlo con dignidad y punto... ganas de currar es lo que nos queda y suerte para todos, la vamos a necesitar

Jose Ignacio dijo...

Gracias Mila por recordarnos que tenemos que tener la cabeza bien alta. Todo queda resumido en los deseos para 2009 de la empresa Akaba:
"Terminamos un año que, económicamente, no recordaremos como “de los mejores”; en tiempos de crisis, se trabaja más y se recoge menos; esto, normalmente, deriva en más cansancio y mayor desgaste anímico; en consecuencia las vacaciones de Navidad son más deseadas y necesarias que nunca. En AKABA, volveremos con más fuerza, ganas y optimismo; ¡intentaremos sorprenderos en el 2009!"
http://www.akaba.net/boletin.asp?id_boletin=204&id_baja=74acf0d9a758fee507b7694682fbf9a3