miércoles, 11 de febrero de 2009

España, país cobarde

Lo peor para una crisis es mantenerse estático. Alrededor se producen noticias que invitan a pensar que por lo menos se hace algo. En EEUU es el constante movimiento de Obama trazando y retrazando planes de salvamento. En Francia Sarkozy se salta a la torera Europa y ayuda a sus dos empresas líderes de la automoción. En Alemania ponen a un "joven" de 37 años a cargo del ministerio de economía. La argentina Kirchner asusta con nacionalizar negocios. Algunas decisiones como vemos son problemáticas y se saltan a la torera muchas cosas pero por lo menos se toman. Ayer presenciamos en el parlamento español la auténtica esencia española, definitivamente somos mucho más blandos que en otros países, la furia española sólo para los tiempos en los que perdía la selección española de futbol. Ayer no presenciamos ni pactos, ni dimisiones, ni fichajes estrella, ni medidas valientes..... nada de nada, un desierto, y así continúa el país. Tengo la sensación de cargar sobre mi espalda, al igual que el resto de gente de a pie, con la crisis, y lo que es peor, con la sensación de que cuando esto pase no voy a sacar ningún beneficio, ni social, ni político, ni economico, sólo el hecho de haber superado una situación muy difícil que por mi edad he vivido por primera vez. Ya tengo aventuras para contar a mis nietos cuando sea abuelito.... "tu madre y yo vivimos en España la crisis del 2009". Y asombrados nuestro nietos abrirán la boca mientras sigamos contándoles como sucedió todo en este país que mientras rememora el 23F con series y documentales. Espero que dentro de 30 años o más en el Informe Semanal de turno se recoga la situación actual como una historia gris pero de final feliz, como aquel complicado día de Febrero de la transición.

No hay comentarios: