lunes, 23 de febrero de 2009

Pensar en el futuro con la que cae en el presente

Ayer asistí a una conferencia de Jose María Molinero en Institución Futuro en Gorraiz ( Navarra ). La conclusión a la que llegue es que se pretende resolver los temas estructurales del mercado laboral español justamente en estos tiempos de crisis, mientras se toman medidas de choque. Es decir cuadrar el círculo. Parece que resolver los problemas endémicos de los trabajadores y empresarios es cuestión de los sindicatos y Ceoe mientras que los problemas de choque son asunto del gobierno y de los banqueros.
Yo tengo un currículum aseado, brillante en algunas cosas y carente de una formación de posgrado que me lleve a puestos de mayor categoría. La gente dice que las crisis suponen una oportunidad y estoy totalmente de acuerdo, de hecho estoy apostando por otras cosas, bueno sigo con mi pequeña fábula. Vamos a ponernos en el papel de alguien como yo, tengo hipoteca como todo el mundo, una familia, aspiraciones de futuro y en estos momentos estoy en el paro, como otros casi cuatro millones de españoles. Tengo un pequeño dinero ahorrado y tengo tres opciones: A) Invertirlo en un master e invertir en mi futuro sin saber seguro que resultados voy a obtener, se supone que buenos porque me dicen que cuando salgamos de esta el que esté mejor preparado se llevará el gato al agua, ¿que pasa?¿Hasta ahora no estaba suficientemente preparado y alguien me estaba regalando el sueldo? Porque yo estaba trabajando y vivia con lo justo pero vivía, ¿ahora va a resultar que el futuro es sólo de unos pocos?; B) Consumir sin control para ayudar a salir de la crisis, pero ayudo a otros, casi seguro que empresarios ¿y me llegará la ayuda a mi en forma de nuevo empleo?La verdad es que lo necesito ya y no puedo esperar mucho más que el banco apretará enseguida, ¿le digo al banco que yo soy un buen ciudadano y como estoy consumiendo me tiene que perdonar la vida?; C) Guardarlo por si acaso no encuentro salida pronto y me hace falta más adelante. De acuerdo a lo que deduje ayer por las palabras del representante sindical y emulando a lo que hacen ellos debería invertir en el master y consumir ( invertir en el futuro sin hipotecar el presente, pero esas salidas no son garantía de tener éxito y aunque resuelvan mis problemas en el futuro a corto plazo sigo axfisiado, elegir la opción C significa que sigo en la lucha y puedo una vez pasado el mal momento retormar las ideas A y B, prepararme, ser buen ciudadano y tener éxito aunque sea más tarde.
Es cierto que quienes están ahí, como los representantes sindicales, los empresarios, los políticos, los banqueros, no son perfectos ni tienen varitas mágicas, pero se han olvidado que existe un presente y que el futuro llega, sea en mejores condiciones o en peores, pero llega, apostar por el futuro con la situación del presente o intentar apostar por el futuro mientras se cuida el presente es como nadar y guardar la ropa. Si la apuesta es el futuro perdonen ustedes pero no esperen que después confíe en ustedes, me da igual que sea banquero, político, sindicalista o empresario. Desgraciadamente con ustedes se reproduce el dicho de muchos matrimonios, contigo ni sin ti. Por eso la sensación de impotencia es mayor, o todos vamos hacia el mismo sitio o esto se va al carajo con cuentos de la lechera. Y así nos luce el pelo, pensar en el futuro cuando hay gente con 3 euros en la cartera.

No hay comentarios: