viernes, 26 de junio de 2009

Mascaró, lección sobre buscar nuevos mercados y exportar

¿Venderían ustedes frigoríficos en el polo norte? Seguro que la contestación es que no pero hay una empresa española que parece que respondería que si y es el ejemplo más claro de que no hay que dejarse arrastrar por prejuicios. Pretty Ballerinas apuesta por vender sus zapatos en Canadá. Cerca del polo norte ¿verdad? y donde a buen seguro no pensamos que un zapato tan poco preparado para la nieve y las bajas temperaturas pueda venderse. Pero lo que hacen los estudios de mercado es precisamente eso, descubrir filones donde pensamos que no los hay. Al parecer las mujeres canadienses son más presumidas y más fashion de lo que pensamos y la nieve ni el frío no les impide ir a la última, la solución pasa por llevar en el bolso los zapatos a la moda y quitarse las botas de nieve nada más entrar a un sitio cálido y agradable. Por ello el grupo Mascaró ha cruzado el Atlántico para aventurarse a calzar a las intrépidas mujeres canadienses y abrir una tienda en Montreal.
También pretender emular a Marco Polo, mirar a oriente y acuden a Tokio para mostrar sus productos en una muestra conjunta de varios diseñadores españoles.
Para capear la crisis nada mejor que buscar en otro lado, pero no para escaquease, sino para ampliar mercados. Buena lección de visión estratégica.

1 comentario:

Raquel dijo...

Yo me pondría unas Pretty Ballerinas en el Polo Norte, en el Sur y donde hiciera falta. Pero qué monas son todas, tienen más de mil modelos. Abajo los tacones y arriba el calzado cómodo que además cumple con la estética adecuada!!! Los tiempos están cambiando...