jueves, 6 de octubre de 2011

El tiempo dirá si fue un genio, una gran persona o simplemente un gran presidente de Apple, Steve Jobs. Lecciones para un emprendedor

La noticia me ha sorprendido leyendo una newsletter de un diario regional. No había chequeado Twitter y por supuesto desde que he entrado no se habla de otra cosa. Steve Jobs ha fallecido. Miles de twitts y mensajes inundan las redes sociales ensalzando los méritos de esta persona. Gurú, innovador tecnológico, genio…. Palabras como estas rodean ya a la que fue persona y el tiempo dirá si lo convierte en mito o en mítico. Yo no creo que esta persona precisamente haya destacado por revolucionar la tecnología, ni por revolucionar nuestra vida, de hecho aunque tengo productos suyos este post lo estoy escribiendo en un ordenador de sobremesa HP, la noticia la he leído en un móvil de su competencia, HTC y la plataforma en la cual aparecerá publicado es de otro grande actual, Google. Mi ipad descansa en un cajón esperando su turno en la productividad del día. Sobre todo Steve Jobs ha sido emprendedor y superviviente. ¿Un adelantado a su tiempo? Eso es pensar demasiado porque a pesar de todo el afán de esta persona era su negocio, no creo que quisiera cambiar el mundo, ni hacerlo mejor, eso son decorados de cartón piedra para el verdadero propósito, ganar dinero. Pero claro, lo hizo en el momento de más mercantilismo de la historia y en el momento en el que más necesitábamos de sentimientos para no volvernos artificiales y fríos. El tiempo dirá si esta coincidencia ha tenido verdadera repercusión y revolución o simplemente ha sido un elemento destacado de la economía en estos dos siglos en los que ha durado su reinado. No tenemos que olvidar que algún tiempo Apple lo pasó mal económicamente hablando, sus productos no se vendían, estuvo a punto de desaparecer. Empresarialmente hablando esa es la mejor lección, luchar, luchar, luchar, porque lejos de la brillantez de sus apariciones, lejos de sus bonitos y útiles aparatos sobre todo, como todos los emprendedores que estamos en esto, fue un luchador, con luces en momentos y sombras en otros. Ese es la mejor lección. Lucha, no desesperes y trabaja. ¿De verdad creéis que sólo por tener una visión privilegiada o iluminarse en un momento determinado se consigue el éxito? Gracias Steve Jobs por estas lecciones. Descanse en paz.

No hay comentarios: