viernes, 28 de septiembre de 2012

El club de la lucha. Lecciones para emprendedores de Santiago Carrillo, el Rey, Asier Urbina y las manifestaciones

Luchar. Una palabra que relaciona cuatro hechos diferentes ocurridos durante estas dos últimas semanas. Mirar la cuarta acepción de "lucha" en el diccionario: "Esfuerzo que se hace para resistir a una fuerza hostil o a una tentación, para subsistir o para alcanzar algún objetivo"
 

El primero es la muerte de Santiago Carrillo, e independientemente de sus ideas políticas o de algún episodio menos claro de su biografía hay un aspecto a destacar de este hombre: Siempre en la lucha, a cada momento según le tocaba de una manera u otra pero en primera fila.  La retaguardia es más cómoda pero alguien tiene que estar encabezando que la situación cambie, se mueva. Es responsabilidad de cada uno luchar por lo que necesita y cuando consigue lo básico luchar por mayores cuotas de bienestar. Por suerte nos toca vivir otros tiempos que Carrillo y tenemos lugares y acciones para poder luchar sin violencia. Emprender es una forma de lucha, en primer lugar para mantenerse uno mismo y en segundo lugar para  crear más riqueza social y empleo, no estamos tan lejos de aquellos que buscan un trabajo por cuenta ajena, quizás estemos en el mismo sitio que ellos pero utilizamos distintas armas y al final vamos necesitando unos de los otros, tarde o temprano.

El segundo episodio ha sido la publicación del rey de una carta a través de internet en el que se pone de manifiesto las ganas de cambiar lo que está sucediendo y por ello ha utilizado un medio menos convencional de lo utilizado hasta ahora por la Casa Real como es internet. En esa carta también se hace un llamamiento a la lucha en forma de particular metáfora: "remando a la vez". Seguro que hay muchas opiniones a favor o en contra de lo que se dice en esa carta y sobre quien lo ha dicho pero pone de manifiesto que hasta la persona que encabeza este país se involucra para bien o para mal y se"moja" en lo que está sucediendo. Eso es otra forma de luchar, no interpretar como un posicionamiento personal por mi parte a favor ni en contra porque tengo mis opiniones personales al respecto, pero como emprendedor que está todo el día a pie de "barricada" económica me gusta encontrarme con alguien que a su manera y desde su posición intente poner energía.

Y desde otra posición más cercana a la mía encontré un alegato en forma de Twitts de un joven luchando por sacar su proyecto adelante y llamando la atención sobre la necesidad de tomar responsabilidades por parte de la juventud ( y de los no tan jóvenes ). Asier Urbina realizaba esta serie de reflexiones entorno a nuestra propia responsabilidad como ciudadanos.


La cuarta lección es la serie de movilizaciones ocurridas en torno al 25S, pero luchar no debe convertirse en violencia ( ni ofensiva, ni represiva ). Quizás lo mejor de esta crisis sea que nos ha motivado a movernos y a darnos cuenta que conseguir los bienes materiales y las ventajas sociales es cuestión de nuestra propia capacidad de sacrificio y lucha y no algo caído del cielo por más que nos empeñemos en buscar culpables en el gobierno, los bancos o la crisis. Está muy bien reivindicarse en la calle pero en nuestras casas, en nuestros empleos, desde la universidad, desde nuestra acción personal es desde donde se construye.

Esto no es fácil pero es nuestra responsabilidad, a cada uno la suya, pero los demás no pueden cargar con la nuestra si nosotros somos pasivos.

Como refleja la imagen, empujar para encontrar la salida, que ya nos viene marcada con una flecha.

 

No hay comentarios: