miércoles, 18 de diciembre de 2013

Get out of the building. Es una orden.

Get out of the building, salir de tu zona de confort o si lo prefieres, sal del armario. Todo refleja una actitud general que es la de ir a la búsqueda de oportunidades, estar alerta a personas y necesidades diferentes y en definitiva dejar de mirarse el ombligo y tratar de mirar con los ojos de los demás.
Centrarse en el negocio conlleva en ocasiones perder la perspectiva por mucho que se esté en constante contacto con los colaboradores, con los compañeros de trabajo o los clientes. Mantener un equilibrio entre desarrollar un negocio y seguir con una mente curiosa puede ser en ocasiones complicado.
Por eso una frase como "Sal de tu edificio" y sobre todo ponerla en marcha puede resultar muy útil y provechoso. Recibir en tus instalaciones a contactos es muy cómodo pero moverse puede atraer otro tipo de acciones más enriquecedoras.
Y no sólo se trata de mirar fisicamente sino que se trata de curiosear en otros sectores y en otras actividades que no sean lucrativas. Labores sociales, familiares, de amistad, deportivas,.... desde esta visión pueden tomar un nuevo rumbo inesperado.
Sal de tu edificio. No es una recomendación, es una orden.

No hay comentarios: