lunes, 23 de diciembre de 2013

Nasf y la alegría social de emprender.

El viernes volví. Aunque los he seguido nunca he sido muy activo en Nasf. Pero posiblemente en uno de los días más complicados del año acudí a la última cita del año de este movimiento empresarial. ¿Y por qué lo hice? Pues por una sencilla razón, hay que volver a hacer cosas porque si, por el mero hecho de disfrutarlas y por el mero hecho de participar en actividades, y como no podía ser menos en mi caso, relacionadas con el entorno emprendedor.
Cuando te involucras en tu empresa llega un momento en el que tienes que dejar de lado la cuestión momentaria ya que pierdes frescura. Mi post anterior está relacionado con este tema, pero en esta ocasión no está relacionado con la zona de confort sino con la "zona egoista". Dinero, dinero, dinero. No me he convertido en emprendedor para hacerme rico sino como un sustento vital, eso es cierto, pero espero volver a recuperar la alegría social de emprender y hacer partícipe a los que me rodean de ello.

No hay comentarios: